Cambio climático, Herramientas, Noticias, Seguimiento y evaluación

Transformar la alimentación y la agricultura para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Una nueva publicación de la Organización de las Naciones Unidas, para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explica 20 acciones para implementar la Agenda 2030 con estudios de caso que ponen de relieve cómo se están aplicando en países de todo el mundo.

La acción es una parte esencial de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La alimentación y la agricultura sostenibles -que son el principal vínculo entre las personas y el planeta-, pueden impulsar un cambio positivo. La nueva publicación de la FAO, “Transformar la alimentación y la agricultura para alcanzar los ODS”, presenta 20 acciones para ayudar a los países a incorporar la agricultura sostenible y el desarrollo rural en sus objetivos de desarrollo a nivel general.

Estas 20 medidas suponen una guía práctica para la implementación de la Agenda 2030. Aquí presentamos algunos ejemplos:

1. Diversificar para aumentar la productividad, crear empleo y añadir valor a los sistemas alimentarios

Los sistemas de producción alimentaria deben responder al rápido crecimiento demográfico, al cambio de las dietas, a la mayor urbanización, al aumento de la obesidad y la malnutrición y a unos recursos naturales que están cada vez más sobreexplotados y afectados por el cambio climático.

2. Proteger a los polinizadores, salvaguardar los recursos naturales

La producción sostenible en la agricultura, la silvicultura y la pesca requiere prestar atención específica a la gestión y el uso de los recursos naturales, incluyendo el suelo, el agua, la energía y la biodiversidad. Existen muchas oportunidades para conservar los recursos y, al mismo tiempo, aumentar la productividad agrícola y mejorar los medios de subsistencia.

3. Promover el crecimiento inclusivo para mejorar los medios de subsistencia y fomentar las economías participativas

El crecimiento inclusivo significa convertir la expansión económica en mejores condiciones de vida para todos, crear oportunidades y mejorar los medios de vida entre las sociedades y dentro de ellas.

4. Reforzar la resiliencia de las personas, las comunidades y los ecosistemas

La resiliencia es un factor importante para garantizar la sostenibilidad de la agricultura, la pesca y la silvicultura. Fenómenos como las amenazas naturales extremas, la volatilidad de los mercados, los conflictos civiles, la inestabilidad política o las enfermedades epidémicas perjudican la productividad y estabilidad de la agricultura. Casi el 25%  de los daños y pérdidas totales causados por riesgos naturales y desastres en los países en desarrollo se producen en la agricultura.

5. Adoptar un enfoque integral para adaptar la gobernanza a los nuevos desafíos

La transición hacia una agricultura y unos sistemas alimentarios más sostenibles requiere un enfoque multidimensional. Las acciones no sólo deben centrarse en promover cambios en la práctica, sino también en crear alianzas políticas con actores tanto dentro como fuera de los sectores de la alimentación y la agricultura.

¿Quieres leer la nota completa? La puedes encontrar en este vínculo:

http://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1185497/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s