Género, Noticias

En El Salvador, las mujeres rurales plantan las semillas de la independencia

Mercedes Sánchez de García se pone tensa cuando recuerda cómo su marido le impedía participar en la asociación de mujeres de Las Piedritas, en un distrito rural de la parte este de El Salvador: “‘No va a ir’, me decía. ‘Usted tiene que cuidar a los niños. Para eso está aquí’”.

La asociación contaba con seis mujeres, ella incluida, que se organizaban como cooperativa para producir y vender verduras. Pero el esposo de la señora García no quería que ella trabajase fuera de casa o fuese económicamente independiente.

La señora García y sus amigas perseveraron en sus esfuerzos por encontrar un modo de escapar de la pobreza. Las Piedritas es una aldea de unas 70 familias, que se extiende por las fértiles laderas del volcán Chaparrastique. “Antes de la reforma agraria, todas estas tierras pertenecían a una de las 14 familias más ricas del país”, explica Beraliz Argueta, una trabajadora social de Ciudad Mujer, una iniciativa del gobierno salvadoreño en favor del empoderamiento de las mujeres.

La propiedad de tierras sigue constituyendo un problema clave para el desarrollo rural en El Salvador, especialmente para las mujeres rurales. En los últimos 40 años, se ha intentado revertir la distribución históricamente desigual de las tierras mediante varias reformas agrarias, pero los avances han sido lentos y las reformas se dirigieron principalmente a los hombres cabeza de familia. Según el censo de 2007, las mujeres (el 52 por ciento de la población) sólo representaban el 11 por ciento de titulares de explotaciones agrícolas en El Salvador. En 2014, el 38 por ciento de la población rural seguía viviendo en condiciones de pobreza según las estadísticas nacionales.

En la parcela y en el invernadero, las mujeres cultivan tomates, pimientos y berenjenas en cantidades suficientes para su propio consumo y la venta. Tienen muchas esperanzas puestas en la próxima cosecha y grandes sueños en cuanto a lo que harán con el dinero que consigan recaudar. “Ahorraré para que mi hija pueda acabar la escuela secundaria e ir a la universidad, algo que yo no pude hacer”, dice la señora García.

Lee la historia completa: http://www.unwomen.org/es/news/stories/2017/2/feature-in-el-salvador-rural-women-plant-seeds-of-independence

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s